A los pies de Debbie Martin y David Botella

Somos un bicho raro. No tenemos dos pies. Tenemos cuatro.

Andar con cuatro pies es muy difícil, a veces dos tiran para un lado y los otros dos para el contrario. Todos los pies quieren ir al mismo sitio, pero muchas veces son caprichosos y unos prefieren ir por un camino y otros, por otro.

Sin embargo, cuando dos de ellos se cansan, siempre nos queda un par para tirar y llegar allá donde vamos. También, al tener cuatro, aguantamos caminatas más largas. Como veréis no os hemos contado nada de dónde queremos ir como nos habíais pedido. La verdad es que no lo sabemos, pero sí sabemos que queremos ir juntos. Nos gusta ser un monstruo de cuatro pies :)

 

(Este texto pertenece a la serie especial que hemos creado en 120 Pies. En esta editorial los pies son importantes, sobre todo para recorrer distancias que parecen inabarcables, así que decidimos pedirles una foto de su parte más inferior a nuestros autores y hacerles a todos la misma pregunta: ¿Hacia dónde te llevan tus pies? Esta es una de las contestaciones que recibimos.)


Síguenos en