A los pies de Gonzalo Izquierdo

Permanecieron en un armario durante mucho tiempo. Más de lo que a ellos les hubiese gustado. Pero una vez que salieron a la calle, pudieron pisar el mundo, ensuciarse con el barro y empaparse con la lluvia. Mostrarse tal y como eran. Ahora se disponían a emprender un nuevo viaje. Les esperaba la tierra prometida.

(Este texto pertenece a la serie especial que hemos creado en 120 Pies. En esta editorial los pies son importantes, sobre todo para recorrer distancias que parecen inabarcables, así que decidimos pedirles una foto de su parte más inferior a nuestros autores y hacerles a todos la misma pregunta: ¿Hacia dónde te llevan tus pies? Esta es una de las contestaciones que recibimos.)


Síguenos en