Cómo recuperar la fascinación por la Luna

Pocas veces un espectáculo ha congregado a tanta gente ante el televisor.  El 20 de julio de 1969 el hombre llegó a la Luna. Que alcanzásemos el satélite fue un hito histórico clave y que se retransmitiese en directo a nivel global, que la gente lo pudiese ver desde casa, fue una revolución. Los seres humanos hemos estado en la Luna unas cuantas veces: clavamos banderas, recogimos muestras y, poco a poco perdimos el interés. Si hoy se retransmitiese un alunizaje es muy probable que no aguantásemos el programa entero sin buscar una nueva serie en Netflix. El satélite se ha convertido en una roca polvorienta y árida sin ningún misterio a la que no hace falta volver.
En 120 Pies echamos de menos esa larga época en la que el ser humano soñó con volar algún día y conocer a los selenitas. Poca gente se para a imaginar hoy qué podría haber en la cara oculta de la LUna porque basta con consultar Wikipedia para saber a ciencia cierta lo que allí hay.
Tal vez estas películas sirvan para despertar tu fascinación. Queremos que retrocedas, por un momento, a esa época en la que mirábamos tanto al cielo.
1. VIAJE A LA LUNA (1902) Georges Meliés.
Decorados pintados sobre cartón, explosiones de poca monta y astronautas con el aspecto de los Supertacañones del Un, Dos, Tres. Una pequeña joya de la historia del cine hecha para espectadores más ingenuos, pero gran capacidad de imaginación y sorpresa.
2. LA MUJER EN LA LUNA (1929) Fritz Lang.
Menos conocida que la anterior pero igual de relevante. Llama la atención lo mucho que acierta esta cinta a la hora de pronosticar cómo serían, décadas después, los lanzamientos espaciales. En esta película muda, la misión de los viajeros es encontrar oro en la luna.
3. MOON (2009) Duncan Jones.
Resulta muy interesante comparar esta película con la que hizo Lang justo ochenta años antes. En este filme la Luna es también usada como una fuente de recursos que ha de ser explotada.  En las minas que aparecen en Moon no se extrae oro, sino un nuevo material esencial para el desarrollo de los seres humanos en la Tierra.

Síguenos en