Hola 120 Pies

Después de un día de perros en sus trabajos, una periodista y una copy quedan a cenar en el restaurante Alfredo’s y, entre la ensalada de col y la hamburguesa, se ponen a hablar de lo de siempre: que si tal persona me ha hecho tal cosa, que si empiezo a estar aburrida de lo que hago, que si no quiero dedicarme toda mi vida a lo mismo, que si un día me levanto y me voy… Y entonces surge la pregunta: ¿Y si montamos algo? La imaginación da para mucho, pero para una periodista y una copy, que además son escritoras, entraba dentro de lo lógico decidirse por una editorial. Eso sí, de libros electrónicos. Y con autores noveles. No todo iba a ser tan sensato.

El caso es que aquella noche no acabó con un brindis antes de apurar el culo de cerveza e irse a la cama a olvidarlo todo. No. Vete tú a saber por qué nos lo tomamos en serio. Liamos a más de uno con nuestra ocurrencia, abandonamos cosas, conocimos a gente nueva con la que reír y de la que aprender, hasta que, más de un año después, por fin abrimos 120 Pies.

Siempre fue bueno tomar decisiones con el estómago lleno y, si es con una hamburguesa del Alfredo’s, infinitamente mejor.

Ahora solo queda seguir trabajando.


Síguenos en