Premio Café Gijón de novela para uno de nuestros Wrighters

Conocimos a Miguel Ángel González cuando todavía no habíamos nacido. Comenzamos a hablar con él en un momento en el que la editorial era todavía una idea sin nombre, ni logotipo, ni catálogo. No teníamos ni una triste tarjeta con nuestro teléfono impreso en ella para mostrar y le pareció bien. No editábamos en papel y le pareció mejor todavía.

Lo curioso de no poder permitirte una oficina es que debes quedar con los autores en los bares. Y los manuscritos, además de ganar tachones y garabatos, van adquiriendo manchas circulares por culpa de los vasos de caña y huellas de grasa de las patatas fritas. La luna de Armstrong y Kubrick es el resultado de muchas horas de trabajo en conjunto. Es un experimento. Una maldita mentira detrás de otra de la que estamos muy orgullosos.

Miguel Ángel González acaba de recibir el último Café Gijón de novela con su siguiente trabajo, Todos los miedos. El libro será editado por Siruela dentro de unos meses. El premio reconoce su talento y del mismo modo, nuestro olfato. Es uno de esos golpes de efecto que el escritor solo experimenta un par de veces a lo largo de su carrera.

¡Felicidades, amigo!

Empieza a leer La luna de Armstrong y Kubrick


Síguenos en